Entrevista con Myriam Silva, Gerente de Capacitación en Quálitas

Autor: Felipe Jordan – Country Manager México

Noviembre 6/2018

La capacitación es un eje medular de nuestro negocio

Quálitas es una empresa atípica. Creemos firmemente en la capacitación como medio para alcanzar resultados. Le invertimos y los resultados se ven

Cada día es más relevante

Esta misma semana nuestro Director General estaba haciendo una presentación en la cual mostraba a la capacitación como parte sustancial del negocio.

Quálitas cuenta con «semilleros» de personal. Es un modelo a través del cuál seleccionamos y formamos a la gente adecuada para que sea exitosa en su trabajo y contribuya a que la empresa también lo sea. Entre 2010 y 2016 teníamos dos semilleros de puestos clave. En la actualidad contamos con ocho semilleros, en los que a través de un proceso cuidadoso nos encargamos de que los nuevos colaboradores estén realmente preparados para desempeñarse con éxito. La capacitación técnica y en habilidades blandas constituyen la escencia de ese proceso.

.La gente pide permanentemente que le capaciten y valoran cada oportunidad. Lo llevamos a cabo de diferentes formas: a través de nuestra Universidad Virtual Quálitas, a través de capacitación presencial interna en temas técnicos y con el apoyo de proveedores especializados en el desarrollo de habilidades blandas.

Foco de capacitación

Las principales habilidades blandas en que la organización se está enfocando son:

1. Visión Estratégica

2. Comunicación

3. Trabajo en equipo

4. Negociación

5. Liderazgo

Myriam SIlva del Rivero
Gerente de Capacitación

Las mejores prácticas para lograr capacitación efectiva

Myriam nos comparte que las prácticas que han logrado que la capacitación sea realmente efectiva en Quálitas son:

1. Atar la capacitación a los indicadores del negocio:  la primera pregunta si se quiere hacer una buena inversión al capacitar es acerca de los indicadores que se quieren mejorar. Hay que saber qué se mide a nivel de área y de persona y elegir solo la capacitación que aporta directa ó indirectamente a ello. 

2. Validar si tuvo efecto: Una vez llevada a cabo la intervención, hay que ver si realmente tuvo un impacto. SI no es así, cambiar el enfoque, el proveedor ó lo que sea necesario. No se trata de capacitar por capacitar. 

3. Guías de observación: Nuestros semilleros representan una inversión muy importante. Necesitamos asegurarnos de que sea rentable y entregar «un producto de calidad» representado en escoger a la gente correcta y habilitarla a conciencia. Para ello es clave que los jefes se involucren, observen y califiquen el conocimiento, actitud y comportamiento del nuevo personal. Para ello nos apoyamos en guías de observación en las que cuantificamos esas características. Eso nos ha dado excelentes resultados y mejorado sustancialmente los niveles de rotación.

4. Trabajar con proveedores – aliados: No nos sirve tener cursos genéricos. Necesitamos que nuestros proveedores sean verdaderos aliados para alcanzar objetivos. 

El desafío para mejorar la efectividad

Necesitamos trabajar más con capacitación virtual. Internamente nos piden llegar a más gente. No podemos mover tanto a la gente por costos y para evitar afectar la operación. Así que necesitamos una capacitación en la que no tengan que estar siempre físicamente reunidos. Necesitamos poder monitorear también virtualmente el aprendizaje y los progresos.

Cómo miden la efectividad


Vemos de que forma se afectan los indicadores de área / persona que sirvieron como punto de partida para contratar la capacitación ó emprender el proyecto.

Características de un proveedor ideal

En Quálitas prácticamente toda la capacitación en habilidades blandas se lleva a cabo a través de proveedores externos.
Las características que deben tener son:
1. Que sean nuestros aliados más que nuestros proveedores.
2. Que vengan, entiendan el problema y se preocupen por ofrecer una solución adecuada y que acierten 
3. Que sean flexibles, que nos den opciones, que estén dispuestos a hacer cambios y desarrollos. Que no sean "cuadrados"

Lo que opina del modelo de capacitación de DO IT

Al preguntarle sobre la metodología DO IT para lograr capacitación efectiva, Myriam nos comenta:

Es un modelo novedoso. Nadie te lo ofrece de entrada Sigue todo el proceso de planeación – ejecución – validación y medición. Considero que al principio es importante agregarle un paso de alineación conjunta con el cliente que asegure que la capacitación y las mediciones apuntan a mover los comportamientos que afectan los indicadores que se quieren mejorar.

 

Elementos claves del modelo

Lo que considera clave para la efectividad:

1. La medición de 360 grados y las tareas de aplicación aportan mucho para validar que se aplica lo aprendido

2. El proceso de alineación inicial con el cliente que propongo considero que sería clave para fortalecer el modelo

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *